¿A quienes afectan las alergias alimentarias?

Los niños con algún progenitor alérgico cuentan con el doble de posibilidades de desarrollar una alergia alimentaria, que aquellos niños cuyos padres no la padecen. Si ambos progenitores son alérgicos, la probabilidad es de 4 a 6 veces mayor.

Estudios científicos han demostrado que la lactancia materna reduce el riesgo de sufrir alergias alimentarias en comparación con aquellos bebes que son alimentados con preparados para lactantes.

Al parecer la única manera de proteger a los recién nacidos de aquellas familias donde existe algún pariente directo que padezca alergias es continuar con la lactancia materna durante 4 o 6 meses.

¿Cuáles son los tipos de reacciones adversas?

Las reacciones adversas pueden ser toxicas o no toxicas:

Las reacciones toxicas se originan luego de ingerir un aliento que contiene una sustancia toxica ya sea por parte del aliento, intoxicación por hongos generados por el propio alimento, producción de sustancias toxicas, como la histamina o añadidos como bacterias, hongos, pesticidas.

Esta reacción puede ser anafilactoide, es decir con características clínicas semejantes a la reacción alérgica anafiláctica.

Las reacciones no toxicas se producen en determinados individuos sensibles a la ingestión de un alimento específico, su severidad dependerá generalmente de la dosis, dentro de este grupo se ubica la hipersensibilidad alimentaria o la alergia alimentaria.

[Total:0    Promedio:0/5]